jueves, 11 de agosto de 2011


Amigas, les contare que recién estoy retomando mi vida en forma normal, porque he tenido que despedir a una mujer encantadora a quien quise con toda mi alma desde el día en que me recibo al nacer y quien me inspiro al hacer mis trabajos y este blog. El Sagrado Corazón de Jesús se la ha llevado y ahora forma parte del firmamento para seguir iluminando mi trabajo y mi vida: Rosario Nuñez Airaldi.
Abuelita, fuiste la mejor y te agradezco el haber estado a tu lado hasta el ultimo minuto de tu paso por esta vida. Se que siempre estarás conmigo cuidándome y siendo mi mejor abogada en el cielo. Dandome tu bendicion todas las noches Te querré siempre y nos encontraremos de nuevo algún dia, cuando Dios así lo quiera. Sigue iluminándome para ser tenaz, alegre, amable y perseverante como lo fuiste tu.
No es un adios sino un hasta pronto abueli..........

1 comentario:

  1. Hola amiga!!!
    Que Dios te colme de Bendiciones...especialmente de mucha Paz y Fortaleza para seguir adelante!
    Un fuerte abrazo desde Venezuela!!!!

    ResponderEliminar